20 de marzo de 2012

La Pasión en Ronda: la crónica

Algunos componentes de Farándula Don Bosco aprovechan el temprano trayecto a Ronda para tomar fuerzas para afrontar el largo día que se avecina.
8:45 de la mañana del sabado, Carretera Carmona. Aquí comenzaba lo que ya vaticinaba iba a ser un buen día; el que amaneciera nublado no borró los ánimos de todos los componentes del grupo Farándula, que aprovecharon el trayecto de ida para coger fuerzas, echando una cabezadita.


La llegada a Ronda fue en torno a las 10:45h, y tras echar un primer vistazo al teatro, nos fuimos a desayunar, mientras esperábamos a Bernabé, al bar de enfrente para no perder mucho tiempo. ¡Qué jamón más bueno! ¡Y qué zumos! ¡…Y qué caro! Fue sorpresa de todos, que al ir pagando cada uno nuestro desayuno, el primer comentario que se le hizo al camarero fue: “No, no, cóbrame sólo lo mío, no lo de los otros 12”... Ilusos… Total, que pagamos el cerdo entero entre nosotros.

La descarga y el montaje fue de los más rápido que se recuerdan; todo el mundo colaboró en la medida de sus posibilidades, lo que hizo que a las 12:45 estuviera todo el escenario montado, la utilería en su sitio, y el decorado marcado. ¡Tiempo libre! Y a conocer Ronda, que merece la pena: sus calles, sus paisajes, sus miradores; se crearon varios grupos que se dividieron según sus planes, para volver a reunirnos a las 14:45 para almorzar.

Un almuerzo que estuvo marcado aún por las anécdotas del desayuno, así como con los comentarios de los sitios que se habían visitado y consejos sobre otros tantos sitios que poder visitar en la sobremesa; el servicio fue excelente, la comida riquísima, y para finalizar, unas breves palabras de Pablo Bueno y Valentín Trinidad para citarnos a todos a las 19:00 en el teatro.

Y ¡más tiempo libre! Ahora se vuelven a hacer nuevos grupos; hay quien prefería ir tirando para el teatro y así echar un sueñecito en el patio de butacas, mientras que muchos otros se fueron en busca de cafeterías o de algún bar donde poder tomar una copa disfrutando de la compañía de los componentes del grupo. Pero eso sí, todos muy puntuales estábamos a la hora a la que nos habían citado en el teatro para comenzar con los últimos preparativos.

Antes de empezar la representación, pudimos disfrutar de un momento de risas entre algunos componentes del grupo en el escenario, a telón cerrado, cual discípulos con su Maestro
Se abre el telón (una novedad en esta representación), es una plaza donde antes no se ha toreado, hay nervios y ganas de dejar una buena sensación. Comienza la actuación y hasta el mismo momento del saludo pudimos ver una representación perfecta. Al finalizar, el saludo, en esta ocasión será distinto: saluda todo el cuerpo de actores, llevándose una gran ovación por parte del público. Vuelve a cerrarse el telón y, como visto y no visto, en menos de una hora ya está todo de nuevo desmontado y cargado en el camión, y el bus de vuelta a Sevilla, con prácticamente todos dormidos.

La descarga, como no pudo ser de otra manera, fue igualmente rápida; de esta forma, a las 1:30 los miembros del grupo Farándula pudieron disfrutar de un bien merecido aperitivo en el local de la Asociación.

Esta crónica no puede finalizar sin agradecer a todos los miembros del grupo teatral su colaboración y eficacia a la hora de trabajar. Un placer como siempre el formar parte de este mundo y esperemos que este ambiente nos persiga en todas las representaciones que quedan por poner, así como en tantas otras obras que tenemos en cartel.


María Arellano Velázquez y Juan Antonio Díaz Martín,
Tesorera y vocal de actividades de la Junta Joven.

1 comentario:

  1. Cuanto costo el desayuno, por dios.....Seguro que no habréis comido un jamón igual.

    ResponderEliminar

Si no puedes publicar comentarios, envíalos a comentarios_blog@aaaadb-trinidad.org indicando a qué entrada asociarlo y nosotros lo publicaremos por tí.

Print Friendly and PDF