5 de junio de 2012

Crisis en los Oratorios, en Rumbo al 2015

Don Bosco tuvo que lidiar con alguna crisis de intereses en los oratorios a medidados del siglo XIX. De las más duras, la que se saldó con una notable fractura en el seno del oratorio de San Francisco de Sales, que llevó a Don Bosco a repensar la forma de dirigir los oratorios.

Interesante historia que nos traen en Rumbo al 2015, blog de la Inspectoría Salesiana María Auxiliadora con motivo del bicentenario.

Posiblemente la palabra "crisis" sea una de las más pronunciadas en los últimos años en los medios de comunicación. No es de extrañar. Ayer mismo, una afamada locutora de radio reconocía que tras la crisis económica de la que no salimos hay una verdadera crisis de valores de nuestro "modus vivendi". Y podríamos seguir… hasta los 595.000.000 hallazgos de esta palabra que realiza Google en cuestión de segundos.

Pero la palabra "crisis" no es un invento nuevo. Ya para los antiguos griegos quería expresar el momento decisivo de decidir por un camino o por otro, de dos dados.

Y en una tesitura así se va a encontrar Don Bosco en los años en que nos encontramos, finales de los 40 e inicios de los 50 de su siglo. En este momento, ya cuenta con tres Oratorios repartidos por la ciudad: el de san Francisco de Sales, fundado por él mismo en Valdocco. Era el más importante, dirigido personalmente por él mismo; el que contaba con mejor equipo humano y el mejor gestionado, no cabe duda. San Luis Gonzaga, al sur de Borgo San Salvario, era animado por un grupo de sacerdotes celosos y seglares muy motivados. En tercer lugar, el del Santo Ángel, en Vanchiglia, asumido por Don Bosco una vez que su fundador, don Cocchi, lo hubo de dejar. 

Sigue leyendo...

0 comentarios:

Publicar un comentario

Si no puedes publicar comentarios, envíalos a comentarios_blog@aaaadb-trinidad.org indicando a qué entrada asociarlo y nosotros lo publicaremos por tí.

Print Friendly and PDF