3 de diciembre de 2012

Un domingo distinto...

Otro comentario sobre nuestra colaboración con el comedor de las Hermanas de la Caridad

El pasado domingo 2 de diciembre acudimos al comedor social de las Hermanas de la Caridad del Pumarejo. Comenzamos temprano con un buen desayuno para coger fuerzas, mientras esperábamos la llamada llegada de los alimentos.

La tarea consistía en descargar un par de furgonetas llenas de alimentos que provenían, como ya se comentó, del congreso de fotografía Una imagen por ellos, cuya inscripción consistía en 15 kg de alimentos para comedores sociales, entre los que se encontraba el de las Hermanas de la Caridad del Pumarejo.

Una vez descargadas las cajas, clasificamos los alimentos por tipos (lentejas, garbanzos, pasta, arroz, leche, zumo...) y dentro de ellos, en marcas. Un trabajo que, según los 4 o 5 voluntarios que trabajan habitualmente en el comedor, les habría llevado días.

Gracias a los 11 pares de manos que aparecimos esa mañana, y sobretodo a las ganas de ayudar que llevábamos, a pesar del madrugón y del frío que hacía, el trabajo quedó listo en unas horas.

Hay mucho trabajo detrás de estos comedores, mucha necesidad de voluntarios, de gente que esté dispuesta a sacrificar algunas horas de su vida para ayudar a los demás. Son muchas familias que dependen de este comedor (más de 300 personas diarias y otros tantos con carros de alimentos) y de muchos otros comedores.

La Asociación se ha ofrecido para otra descarga de alimentos que se realizará en breve. Te avisaremos nuevamente para que, por si puedes y quieres, te unas y aportes tu granito de arena.

Juan Antonio Díaz,
Vocal jóven

1 comentario:

  1. Me atrevería a decir que ha sido una actividad que nos ayuda más a nosotros que a ellos, ya que es mucha la tarea que se realiza. Es toda una experiencia verle la cara a lo que ya sabemos que existe y, sobretodo, ayudar y conocer a las personas que trabajan a "pie de problema", su entusiasmo y su confianza en la providencia. Me quedo con el abrazo de gratitud que nos dió al marcharnos la encargada del comedor. Se llama Sor Esperanza, ¿puede haber un nombre más acertado?

    ResponderEliminar

Si no puedes publicar comentarios, envíalos a comentarios_blog@aaaadb-trinidad.org indicando a qué entrada asociarlo y nosotros lo publicaremos por tí.

Print Friendly and PDF