17 de junio de 2013

Este fin de semana, visita cultural...

Después de un fin de semana de Bajada y Procesión, de otro con una convivencia, llega una visita cultura por Sevilla que nos comenta Paco Vaquero a quién agradecemos estas líneas.
Durante la mañana del sábado 15 de junio, una docena de antiguos alumnos tuvimos la oportunidad de visitar y conocer de cerca dos de los edificios más emblemáticos del patrimonio arquitectónico de nuestra ciudad. Tempranito, para evitar el calor de este verano que por fin parece que ha llegado para quedarse, visitamos primero el edificio de la Casa Lonja, sede del Archivo General de Indias.

Con la inestimable ayuda de Concha Tenorio, hermana de nuestro vicepresidente, pudimos conocer de primerísima mano la historia del bello edificio renacentista que acoge hoy en día toda la documentación relativa al descubrimiento, conquista y relaciones comerciales y culturales con las américas y otras antiguas colonias españolas.

Concha, que trabajó durante muchos años en el archivo y por cuyas manos han pasado miles de legajos y documentos de los que allí se conservan, nos contó la historia del edificio, su origen y cual ha sido su proceso de construcción hasta el día de hoy, así como los distintos usos que ha tenido a lo largo de su historia.

Tuvimos también la suerte de poder visitar de su mano la interesante exposición temporal, recién inaugurada, que recoge la historia de la embajada japonesa de Hasekura a Sevilla a principios del siglo XVII, curiosa por su origen y naturaleza y con un triste final para sus protagonistas.

Tras la visita al archivo, un agradable paseo por el centro de la ciudad nos condujo a la calle Feria, hasta el palacio de los Marqueses de la Algaba, junto al mercado, edificio casi desconocido para la mayoría de los sevillanos y una de las mejores muestras de la arquitectura mudéjar que se conservan en nuestra ciudad. Allí, gracias a las gestiones realizadas previamente por Manolo Prat, un agradable y documentado guía nos mostró el edificio con detalle, así como la colección de arte mudéjar que alberga desde principios de este año. Por cierto, en su patio principal se interpreta en estos días "La venganza de Don Mendo", y alguno de los presentes tentado estuvo de subirse al escenario y ponerse a recitar...
Tras la visita, una cerveza fresquita en el cercano Pumarejo puso colofón a una agradable e interesante mañana sabatina que, sin duda, habrá que repetir en ocasiones futuras. Queremos, por último, agradecer la generosidad de Concha, cuyos conocimientos y agradable compañía hicieron sin duda mucho más interesante y productiva la visita.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Si no puedes publicar comentarios, envíalos a comentarios_blog@aaaadb-trinidad.org indicando a qué entrada asociarlo y nosotros lo publicaremos por tí.

Print Friendly and PDF