1 de junio de 2013

“Familiar, plural y abierta”

No está demás, para el que aun no la haya leido en el último DBE, echar un vistazo a la entrevista que nuestro órgano nacional de comunicación realizó a Eduardo Arellano, presidente de Sevilla Trinidad.
Eduardo Arellano Bravo Presidente de Sevilla-Trinidad. En 1870 nace en Turín nuestra primera asociación. Su junta acuerda reactivar una Sociedad de Socorros Mutuos cuyo reglamento había redactado Don Bosco, el cual les pide que acojan en la misma a otros jóvenes, amigos y compañeros de trabajo, aunque no hayan pasado por el Oratorio. Les estaba apuntando el perfil de una asociación plural, familiar y abierta. Eduardo Arellano nos presenta el perfil de la asociación de Sevilla-Trinidad.

ENTREVISTA
DBE.- Hace 96 años la vuestra fue una de las 16 asociaciones que firmaron la constitución de la actual Confederación Nacional de España. Tenía entonces 14 años de vida y 95 asociados. ¿Por qué es hoy tan floreciente vuestra asociación?
E.A.- Porque a lo largo de más de cien años, han pasado y continúan pasando muchos AA.AA. que con su trabajo por y para nuestra Asociación (que como siempre decimos y no nos cansaremos de repetir son nuestro mayor patrimonio), han conseguido mantener encendida la llama para que ésta sea una asociación llena de vida, en la que se fomenta la participación de la familia. Otro motivo que hace mantenerse viva a nuestra Asociación es la oferta de actividades tanto de ocio como formativas en las que puedan participar todos los asociados que lo deseen.

DBE.- Disponéis de amplios locales, salas, piscina... Eso no cae del cielo. ¿Cómo lleváis vuestra economía?
E.A.- Es verdad que realizamos una serie de actividades (un claro ejemplo es el Grupo Teatral Farándula Don Bosco, compuesto por casi un centenar de personas) con las que obtenemos ingresos económicos para la Asociación, pero también es cierto que un porcentaje muy elevado de los beneficios obtenidos de estas actividades lo destinamos a colaborar cuando se nos solicita con nuestra Casa de la Trinidad, con obras asistenciales, aportaciones a bancos de alimentos, comedores sociales... ya que uno de los puntos de nuestro Proyecto de Animación es el de ser una Asociación Solidaria. No obstante, el sustento económico de nuestra Asociación, se basa, previo estudio presupuestario, en fijar una cuota anual “acorde” por asociado para cubrir los gatos que se prevén durante el ejercicio, fomentando de este modo el sentido de pertenencia de los asociados con nuestro movimiento.

DBE.- Hablemos de jóvenes. A Benedicto XVI le dolían los jóvenes que se alejan de la Iglesia, pero le dolían tanto o más los que no se alejan porque nunca han estado dentro de la Iglesia. ¿Cómo lográis que chicos y chicas estén dentro de la asociación y participen en sus actividades ¿Qué les dais?
E.A.- Actualmente, más del 10% de nuestros socios son jóvenes de menos de 30 años, cuatro de estos jóvenes forman parte de la actual Junta Directiva, pero este es un trabajo que se viene desarrollando desde hace tiempo y ahora se están recogiendo los frutos. Nuestra asociación se les presenta a los alumnos que cursan el último año de sus estudios en nuestra Casa y nos hacemos presentes en los actos de despedida de los alumnos de Bachillerato y Ciclos Formativos, dándonos a conocer y ofreciéndole nuestro Centro. También programamos actividades específicas para los jóvenes; en este sentido, cuando se aproxima el periodo de exámenes, ofrecemos nuestro local como sala de estudios, se realizan actividades deportivas, así como convivencias que sirven para aunar más al grupo y al mismo tiempo como medio de captación de nuevos socios.

DBE.- Está claro que vuestra asociación está abierto a su entorno. ¿Qué pasa con los otros grupos de la Familia Salesiana? ¿Hay colaboración o son realidades paralelas que apenas se juntan?
E.A.- Como grupo de la Familia Salesiana, formamos parte del Consejo Educativo Pastoral manteniendo reuniones mensuales, realizamos una programación conjunta y participamos conjuntamente en todos los actos que se celebran en nuestra Casa, tanto formativos como religiosos.

DBE.- Hoy día un colectivo que no se comunica con los suyos, se autolimita. ¿Qué partido le sacáis a las nuevas tecnologías?
E.A.- Desde hace años, los Proyectos de Animación reflejan nuestra preocupación en este sentido por eso contamos, junto a la Secretaría, con una vocalia de Información y Comunicación que coordina la política digital orientada especialmente a informar a socios, familiares y el entorno próximo, pero sin olvidar hacernos visibles ante quienes simplemente se asoman a las distintas plataformas en las que estamos presentes. Las tres ediciones en soporte papel de nuestra revista Centro junto a un par de comunicaciones, aun siendo imprescindibles, no satisfacen la cantidad de información que se hace necesaria para mantener viva una asociación durante todo un año. El blog de la Asociación se ha convertido en el referente de esta parcela comunicativa. Las entradas diarias informan sobre actividades propias (formativas, deportivas, talleres, sala de estudios de jóvenes, ensayos y representaciones de teatro, convivencias, visitas culturales, excursiones...) y nos hacen partícipes de las que preparan en la Casa y de nuestro entorno. En el aspecto formativo nos hacemos eco de entradas en webs de opinión, publicaciones como Caminando al bicentenario, La quincenal y el propio DBE, del espacio conoceadonbosco.com, o las sencillas Mil pequeñas oraciones de D. Luis Valpuesta que nos despiertan cada mañana. 500 publicaciones, 125 álbumes con más de 6.000 fotos, cien mil páginas visitadas en el último año que sería imposibles sin los que se encargan de las fotos, los que redactan, los que llevan twitter, facebook, el canal de YouTube... La presencia en estas últimas redes sociales facilita la visibilidad de nuestra Asociación, y aportan buena parte de las visitas.

DBE.- Finalmente, ¿en qué medida tomáis parte como Asociación en la misión juvenil salesiana?
E.A.- Como miembros de la Familia Salesiana, tenemos una estrecha relación con la Pastoral Juvenil de nuestra Casa. Nuestra asociación es sensible a las necesidades de la misma y, en la medida de nuestras posibilidades, intentamos aportar nuestro granito de arena. Esto se traduce en estar allí donde se nos requiere, participar y colaborar en las actividades que se organizan y arrimar el hombro donde sea necesario con nuestro trabajo. Esta colaboración, de la cual es participe toda la Asociación, se ve plasmada en la figura del Grupo Joven de la Asociación. Este grupo de jóvenes mantiene fuertes lazos con la Pastoral teniendo a algunos miembros fuertemente implicados con la misma.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Si no puedes publicar comentarios, envíalos a comentarios_blog@aaaadb-trinidad.org indicando a qué entrada asociarlo y nosotros lo publicaremos por tí.

Print Friendly and PDF