1 de julio de 2013

Mil pequeñas oraciones, 1 de julio

  • Señor, tengo mil razones para condenar a fulano, pero una tuya: la de no condenar a nadie.
  • Señor, tengo, ante la gente, una imagen muy buena de mí, pero dentro de mí existe, muy ocultamente, todas las tendencias del "hombre viejo" dándome la lata.
Don Luis Valpuesta, sdb.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Si no puedes publicar comentarios, envíalos a comentarios_blog@aaaadb-trinidad.org indicando a qué entrada asociarlo y nosotros lo publicaremos por tí.

Print Friendly and PDF