22 de marzo de 2014

Mil pequeñas oraciones, 22 de marzo

  • Señor, que yo comprenda que para ser humilde tiene que suceder, primero, que alguien me humille y, segundo, que yo acepte con alegría la humillación.
  • Señor, a veces, pretendo que los que me rodean no tengan ni defectos ni limitaciones. Lo cual es absurdo.
Don Luis Valpuesta, sdb

0 comentarios:

Publicar un comentario

Si no puedes publicar comentarios, envíalos a comentarios_blog@aaaadb-trinidad.org indicando a qué entrada asociarlo y nosotros lo publicaremos por tí.

Print Friendly and PDF