30 de abril de 2015

XXV aniversario de la beatificación de Don Felipe Rinaldi

La ANS nos recuerda que el 29 de abril se conmemora la beatificación del tercer sucesor de Don Bosco, que tuvo lugar en la Plaza de San Pedro en Roma en 1990, de manos del Papa, hoy santo, Juan Pablo II.
28/4/2015 (ANS – Roma)
En esa ocasión se expresó así el Sumo Pontífice presentando la figura del nuevo beato: "Su vocación nació del encuentro con el apóstol de los jóvenes, del que se inició personalmente en el camino de la formación religiosa y sacerdotal. Emuló las virtudes y las características espirituales de tal modo que fue llamado su "imagen viva". Ardía de amor por la Iglesia y promovió la presencia renovadora entre los pueblos con una genuina movilización misionera, aún siendo muy joven.

Consciente de la importancia de los laicos, se hizo cargo de la organización y la formación espiritual, siguiendo modernos criterios. El oratorio femenino por él dirigido con las Hijas de María Auxiliadora de Turín, se convirtió en un centro de intensa vitalidad eclesial con asociaciones religiosos, culturales, sociales y recreativas. Fue el ambiente ferviente de fe que floreció el que da lugar a un grupo de 'vida consagrada en el mundo', desarrollado hoy en sólido Instituto laical de las 'Voluntarias de Don Bosco’.

Don Rinaldi fue sobre todo incansable promotor de la gran Familia Salesiana, en sus diferentes grupos, y trabajó para que ella se desarrollara siempre como válida, coordinada y dúctil fuerza para la educación cristiana de los jóvenes y de las clases populares”.

Nacido en 1856 en Lu Monferrato en el Alessandrino, Felipe Rinaldi conoció a Don Bosco desde niño en el colegio de Mirabello. Se convirtió en sacerdote en 1882 y maestro de novicios, fue enviado a España donde se convirtió en inspector y contribuyó al desarrollo de la presencia salesiana en tierra ibérica. Como Vicario general de la Congregación dio impulso a los Cooperadores, a la pastoral vocacional, instituyó las federaciones mundiales de exalumnos y alumnos, fue atento al mundo del trabajo. Apoyó a las Hijas de María Auxiliadora y entiende el papel de las "Zelatrici", las futuras "Voluntarias de Don Bosco".

En 1922 fue elegido III sucesor de Don Bosco. Murió el 5 de diciembre de 1931 en Turín. Tuvo la alegría de ver la beatificación de Don Bosco el 2 de junio 1929.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Si no puedes publicar comentarios, envíalos a comentarios_blog@aaaadb-trinidad.org indicando a qué entrada asociarlo y nosotros lo publicaremos por tí.

Print Friendly and PDF