14 de mayo de 2015

14/may de 2015, Jueves 6º de Pascua

Permaneced en mi amor
Dijo Jesús a sus discípulos:
«Como el Padre me ha amado, así os he amado yo; permaneced en mi amor. Si guardáis mis mandamientos, permaneceréis en mi amor; lo mismo que yo he guardado los mandamientos de mi Padre y permanezco en su amor.
Os he hablado de esto para que mi alegría esté en vosotros, y vuestra alegría llegue a plenitud.
Éste es mi mandamiento: que os améis unos a otros como yo os he amado. Nadie tiene amor más grande que el que da la vida por sus amigos. Vosotros sois mis amigos, si hacéis lo que yo os mando.
Ya no os llamo siervos, porque el siervo no sabe lo que hace su señor: a vosotros os llamo amigos, porque todo lo que he oído a mi Padre os lo he dado a conocer.
No sois vosotros los que me habéis elegido, soy yo quien os he elegido y os he destinado para que vayáis y deis fruto, y vuestro fruto dure. De modo que lo que pidáis al Padre en mi nombre os lo dé. Esto os mando: que os améis unos a otros».
Juan 15, 9-17

Comentario (José Joaquín Gómez Palacios, sdbMatías significa: "Regalo de Yahvé". Es un apóstol "póstumo" porque Matías fue elegido "apóstol" por los otros once, después de la muerte y Ascensión de Jesús, para reemplazar a Judas Iscariote que se ahorcó. El libro de los Hechos de los Apóstoles narra de la siguiente manera su elección: Después de la Ascensión de Jesús, Pedro dijo a los demás discípulos: «Hermanos, en Judas se cumplió lo que de él se había anunciado en la Sagrada Escritura: con el precio de su maldad compró un campo. Se ahorcó, cayó de cabeza, se reventó por medio y se derramaron todas sus entrañas. El campo comprado con sus 30 monedas se llamó Haceldama, que significa: "Campo de sangre". El salmo 69 dice: "su majada quede desierta, sin quién la ocupe, y su habitación quede sin quién la habite", y el salmo 109 ordena: "Que otro reciba su cargo". Conviene entonces que elijamos a uno que reemplace a Judas. Y el elegido debe ser de los que estuvieron con nosotros todo el tiempo en que el Señor convivió con nosotros, desde que fue bautizado por Juan Bautista hasta que resucitó y subió a los cielos» Los discípulos presentaron dos candidatos: José, hijo de Sabas y Matías. Entonces oraron diciendo: "Señor, tú que conoces los corazones de todos, muéstranos a cual de estos dos eliges como apóstol, en reemplazo de Judas".
Echaron suertes y la suerte cayó en Matías y fue admitido desde ese día en el número de los doce apóstoles» (Hechos de los Apóstoles 1, 16-26).San Matías se puede llamar un "apóstol gris", que no brilló de manera especial, sino que fue como tantos de nosotros, un discípulo del montón, como una hormiga en un hormiguero. Nos anima que haya santos así porque esa va a ser nuestra santidad: la santidad de la gente común y corriente. De estos santos está lleno el cielo. Matías, fue un «regalo de Dios» para aquellas comunidades cristianas. Desde su sencillez casi anónima fue testigo de la resurrección del Señor.
San Clemente y San Jerónimo dicen que San Matías había sido uno de los 72 discípulos que Jesús envió, de dos en dos, a anunciar el Reino de Dios.
San Clemente cita en sus escritos varias frases atribuidas a un supuesto Evangelio de Matías del que no conocemos su contenido.
Una tradición afirma que murió lapidado en la ciudad de Jerusalén a manos de los sumos sacerdotes.
Otra tradición le sitúa predicando el Evangelio en Etiopía.

Matías, apóstol
Matías es la forma abreviada de la expresión hebrea «Mattityahu» que significa «regalo de Dios». Fue el apóstol elegido por los once para sustituir a Judas Iscariote.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Si no puedes publicar comentarios, envíalos a comentarios_blog@aaaadb-trinidad.org indicando a qué entrada asociarlo y nosotros lo publicaremos por tí.

Print Friendly and PDF