24 de mayo de 2016

De Valparaíso a Pekín, por José Miguel Núñez

Reflexión de José Miguel Núñez (@jmnunezsdb) en su blog Vivir de otra manera sobre María Auxiliadora y la expedición misionera a China de primero de siglo
De Valparaíso a Pekín
por José Miguel Núñez
en Vivir de otra manera

En la fiesta de María Auxiliadora, como sencillo agradecimiento a su acción materna en la vida y en la obra de Bosco. Como nuestro padre nos prometió, su manto sigue protegiendo hoy a nuestra familia y a los jóvenes de las casas salesianas del mundo entero

Ha sido siempre así en la historia salesiana. María Auxiliadora precede a los salesianos y prepara el terreno a sus hijos en todos los confines del mundo. Esta fue la convicción de Don Bosco y de los primeros salesianos. Porque cuando de nuevos confines se trata, María Auxilio de los cristianos señala el camino. Y nuestra Congregación ha experimentado muchas veces su manto protector y su presencia materna que abre senderos nuevos para la implantación del carisma.

Uno de estos episodios es, sin duda, digno de ser señalado. Se trata de la frontera de China. Don Bosco soñaba con ver a sus hijos en el país asiático. En Barcelona, durante su estancia en la ciudad condal, tuvo el sueño misionero la noche del 9 al 10 de abril de 1886. La Virgen indicó a Don Bosco “cuanto debían hacer los salesianos” desde Valparaíso a Pekín, haciendo centro en el corazón de África. Meses más tarde, el 3 de julio y ya en Valdocco, escribe el fiel secretario Viglietti:

“María Auxiliadora prepara a los salesianos los caminos que deben recorrer. Desde hace meses Don Bosco no hace más que hablar de China. Encargó a Festa serios estudios sobre aquellos lugares… y hoy llega, inesperadamente, una carta de China (Shangai) en la que se cuenta que ha sido erigido un gran santuario en las cercanías de Shangai dedicado a María Auxiliadora. Que los chinos se acercan hasta allí en peregrinación, hacen el Vía Crucis y otras prácticas de piedad y se obtienen gracias extraordinarias. Don Bosco, conmovido hasta las lágrimas, dice que él ya no pero sus hijos verán lo que María les ha preparado en China”

Leer más...


0 comentarios:

Publicar un comentario

Si no puedes publicar comentarios, envíalos a comentarios_blog@aaaadb-trinidad.org indicando a qué entrada asociarlo y nosotros lo publicaremos por tí.

Print Friendly and PDF