26 de junio de 2016

Perdidos en los archivos

Palabras de José Luis Osorno que nos invitan a construir historia

En un trabajo de ordenación histórica de documentos que estamos realizando para nuestra Asociación de AA. AA. de Don Bosco de Sevilla Trinidad, estoy teniendo la oportunidad de leer algunas publicaciones del pasado siglo sobre nuestro movimiento asociativo, que según mi opinión resultan de gran interés para todos los que de alguna forma estamos ligados al mismo.

Una de las primeras imágenes de antiguos aumnos en Sevilla Trinidad, 1901

Creo que la sociedad actual, tan crítica en algunos aspectos, debería conocer cómo se fueron fundando este tipo de instituciones, que con fines y misiones concretas, han solido propiciar una convivencia necesaria a lo largo del tiempo. Encontraremos con toda seguridad una serie de personas que se dedicaron en cuerpo y alma a este menester, algunos figuran en los documentos controlados, mientras que otros trabajaron en el más absoluto anonimato, al servicio de los demás.

Resulta curioso comprobar la implicación de la Congregación Salesiana en aquellos tiempos para la fundación y organización de nuestro movimiento asociativo, desde el mismo Don Bosco, hasta un buen número de Rectores Mayores, Inspectores o Directores de las diversas casas salesianas, han publicado sus reflexiones y pensamientos sobre antiguos alumnos, animándonos siempre en la tarea de la unión y formación para llevar a la sociedad la educación recibida.

Comprobar cómo nacieron publicaciones como Don Bosco en España, la revista Centro, el Boletín de dirigentes, La Quincenal o pequeñas colecciones como Antiguos Alumnos, que contaban con las firmas de Don Bosco, del beato don Felipe Rinaldi, de don Manuel Ramos, de García de Vinuesa, de don Rodolfo Fierro o el más cercano don Luis Valpuesta, anima a seguir trabajando por este movimiento asociativo nuestro y conocer su vida de más de un siglo de existencia.

Aunque en ocasiones solemos encontrarnos con documentos sin fechar o sin firmar, el ordenamiento en el tiempo de los mismos, no deja de ser una tarea gratificante para los que amamos nuestra historia. Por cierto, me pregunto… ¿Qué sería de nuestra historia si no existiera esta documentación? ¿Tendríamos ordenados los presidentes que han dirigido nuestra Asociación? ¿Podríamos disfrutar leyendo el primer número de nuestra revista Centro?...

En la actualidad los medios informáticos facilitan considerablemente esta tarea, pero ellos también requieren que existan personas que escriban crónicas, expresen sus pensamientos o nos comuniquen sus opiniones. Debe ser por tanto un compromiso de todos colaborar en la redacción de una historia que tenemos la obligación de seguir manteniéndola viva, para que en el futuro haya personas que tomen el relevo al frente del timón de nuestra nave.

Creo que puedo invitar a cuantos estén interesados en conocer estos documentos, que en definitiva forman parte de nuestra historia, a que se pongan en contacto con nosotros y si tienen la posibilidad de colaborar, serán bienvenidos hoy y agradecidos en el día de mañana.

José Luis Osorno

0 comentarios:

Publicar un comentario

Si no puedes publicar comentarios, envíalos a comentarios_blog@aaaadb-trinidad.org indicando a qué entrada asociarlo y nosotros lo publicaremos por tí.

Print Friendly and PDF