14 de abril de 2017

Fallece Florencio del Río

A través de unas palabras de Pedro Cantos en la web de la Regional nos enteramos del fallecimiento de Florencio del Río. Una gran pérdida para el movimiento exalumnal. Nuestras condolencias a la familia y a los grandes amigos que deja dentro del movimiento.

YA NOS VEREMOS, AMIGO FLORENCIO
Pedro Cantos Luque,
Antiguos Alumno Córdoba

Se nos ha ido nuestro querido amigo Florencio del Río, un Antiguo Alumno de Don Bosco con mayúsculas. Cuando hace unos meses nos informaban de su galopante enfermedad degenerativa, todo el movimiento exalumnal se encomendó a Don Felipe Rinaldi para su curación, pero no ha podido ser en esta ocasión.

La Casa Salesiana Don Bosco en Palencia, actualmente es la que mantiene carismáticamente la congregación en dicha localidad, pues no cuenta con comunidad religiosa. Y Florencio ha sido alma mater de ese carisma salesiano. Como ha contado en numerosas ocasiones,” una vez que entró, ya no salió, se quedó enganchado a Don Bosco y a los salesianos”. Ha sabido llamar, congregar, unir y ayudar a numerosas personas que aman a Don Bosco para seguir viviendo como cristianos en clave salesiana. Desde su bondad personal y familiar, ha portado el estilo y sentido salesiano allá por donde ha pasado, contagiando a quienes hemos tenido oportunidad de compartir momentos con él.

La última vez que tuve la oportunidad de estar con él fue en octubre 2015, con ocasión de la peregrinación de los AA.AA.DB. a los lugares salesianos de Turín, después de asistir al Congreso Mundial en Roma. Fue allí, en el Altar Mayor de la Basílica María Auxiliadora, donde nos explicaba a todos con detalle los momentos importantes que le habían sucedido en su vida y los motivos por los que quería hacer la promesa de Salesiano Cooperador.

Serían muchas las anécdotas de Florencio que podría contar, pero me quedo con cómo relataba al detalle el momento en que sufrió el infarto que estuvo a punto de costarle la vida hace unos años, cómo no sentía miedo a la muerte, cómo estaba preparado, pero que al no ser ese su momento entendió que aún tenía alguna tarea pendiente, cómo daba gracias a Dios por esa experiencia, con toda la naturalidad del mundo, como era él en esencia…, naturalmente amigo.

Por Pedro J. Cantos Luque
AA.AA.DB. Córdoba

0 comentarios:

Publicar un comentario

Si no puedes publicar comentarios, envíalos a comentarios_blog@aaaadb-trinidad.org indicando a qué entrada asociarlo y nosotros lo publicaremos por tí.

Print Friendly and PDF