12 de junio de 2017

¡Arriba Wildcast!

Tras el estreno de High School Musical os dejamos una reflexión de Enrique Ruiz

Por fin llegó el esperado día del estreno de High School Musical. Por segundo año consecutivo sacamos adelante un proyecto teatral con alumnos del Colegio. Parece que el grupo se va asentando con la colaboración de la Casa de la Trinidad, el centro juvenil Adelante y Farándula Don Bosco.


El resultado artístico no lo puedo valorar por dos motivos fundamentales: el primero es que no puedo ser objetivo y el segundo porque prefiero estar entre cajas ayudando en lo necesario para el discurrir de la obra y por tanto he visto poco de las representaciones. Como es normal, me gusta que las cosas salgan bien, pero me quedo con el resultado del equipo humano: un grupo de chicos y chicas comprometidos, responsables de su trabajo, sin dejar de lado sus estudios y actividades, atento a todas las indicaciones que se les daba (aunque a veces nos ha costado mantener el orden y sobre todo tenerlos en silencio). Todo dentro de la normalidad de un grupo de estas características.


El motivo principal de estas líneas es, como no podía ser de otra forma, dar las gracias primero a todos los chicos y chicas del grupo de teatro. Ellos son el motor de esta actividad.


A padres, madres y familiares por su apoyo. Al director de la Casa, D. Francisco Ruiz y a la Junta de Antiguos Alumnos, por hacerme de nuevo este encargo. A Sergio Codera por el apoyo prestado.


También este año hemos tenido colaboración de actores de Farándula Don Bosco. Si el año pasado Paco Vaquero se metió (nunca mejor dicho) en la piel de Pumba, este año han sido Pepa Carrasco y Manolo Pabón, nuestras estrellas invitadas. Muchas gracias por dejaros convencer.


Gracias al equipo técnico, Fernando Claros y Miguel con la tramoya y el apunte; Paco Vaquero en el sonido y en especial a Rosa y Adrián pues les pedimos ayuda con muy poca antelación y estuvieron haciendo un trabajo magnífico.


El año pasado dejaba también para el final el agradecimiento a los tres mosqueteros, este año han sido cuatro. Es increíble el trabajo que realizan a costa muchas veces de su tiempo libre e incluso de estudio. Desde que comenzamos a preparar los castings hasta recoger tras la segunda representación no han parado de trabajar: coreografías, escenografía, vestuario, luminotecnia… Este año les ha caído además gran parte del trabajo que me correspondía a mí, les he ayudado poco. Gracias de verdad, Maria Vaquero, Rocio Iglesias, Fernando Grau.


Me vais a permitir que al cuarto mosquetero le dé las gracias por partida doble. A dos semanas del estreno nos quedamos sin Troy Bolton, nada más y nada menos que el personaje principal. Sin pensarlo dos veces te lo propusimos y después de pensarlo (dos décimas de segundo) dijiste que sí.

Álvaro Lozano, gracias por tu generosidad aunque sabemos que has disfrutado mucho en las tablas, no quita mérito al gran trabajo que has hecho tanto en escena como detrás.


Aquí hay futuro, esperemos que este grupo de teatro se convierta en cantera para Farándula Don Bosco. Y ahora a descansar, pero tras el verano, volveremos a la carga.


Ya tengo varias cosas apuntadas que hay que trabajar con los actores, más las que vayan surgiendo. HSM está muy viva y seguirá al menos un año más evolucionando, pero eso será ya para el curso que viene.

¡Arriba Wildcats!

Enrique Ruiz,
Dirección

0 comentarios:

Publicar un comentario

Si no puedes publicar comentarios, envíalos a comentarios_blog@aaaadb-trinidad.org indicando a qué entrada asociarlo y nosotros lo publicaremos por tí.

Print Friendly and PDF