19 de marzo de 2012

Día a día don Don Bosco, 19 de marzo

Día a día con Don Bosco es un trabajo realizado por don José Manuel Pozas Murcia (sdb), párroco de Nuestra Señora de la O, en Rota.
Vía: Rumbo al 2015 (Inspectoría de Sevilla)

19 de marzo
  • 1876: Miguel Unia, futuro apóstol de los leprosos en Agua de Dios, Colombia, se presenta a Don Bosco, a los 27 años de edad, con el deseo de hacerse sacerdote. El santo le acepta para el mes de agosto siguiente. (M.B. XV, 569)

  • 1888: En una carta circular Don Rúa invita a los hermanos a buscar y recoger hechos y datos que tuviesen relación con la vida de Don Bosco con vistas a su proceso de beatificación. (M.B. XIX, 34)
  • 1902: Don Rúa hace públicas las decisiones del Capítulo General que, entre otras cosas, contemplan el que los “clérigos” (seminaristas) deberían hacer un trienio práctico, tras la filosofía, en una de nuestras casas. (D.R. II, 699)
  • 1929: Con la presencia del Papa, Pío XI, y de la Corte Pontificia, se da lectura al decreto de aprobación de los dos milagros, demandados para la Beatificación de Don Bosco. En el discurso de ocasión el Santo Padre exalta la santidad del Venerable en estos términos: “En la Bula de Canonización de Santo Tomás de Aquino está escrito que, de haber milagros, cada artículo de la Suma de Santo Tomás vale por un milagro. También ahora se podría decir que cada año de la vida de Don Bosco, cada día, cada momento de esta vida, fue un milagro, una serie ininterrumpida de milagros…” (M.B. X, 1)
  • 1934: Canonización de San José Benito Cottolengo (muerto el 30 de abril de 1842), presidida por Pío XI. José Benito Cottolengo fue el fundador de la “Pqueña Casa de la Divina Providencia”, en Turín. Será en 1841, cuando el joven sacerdote Juan Bosco esté iniciando el primero de sus años en el Convitto Eclesiástico, cuando el Santo José Benito Cottolengo tome entre sus dedos la bocamanga de la sotana de D. Bosco para decirle: “Usted lleva una sotana de paño demasiado delgado y ligero. Provéase de otra de tela más fuerte y más consistente para que los jóvenes puedan agarrarse a ella sin romperla…¡Vendrá un día en que se la romperá tanta gente…! (M.B. XIX, 94). II, 61)

0 comentarios:

Publicar un comentario

Si no puedes publicar comentarios, envíalos a comentarios_blog@aaaadb-trinidad.org indicando a qué entrada asociarlo y nosotros lo publicaremos por tí.

Print Friendly and PDF