9 de diciembre de 2014

Sencilla bendición del Belén

Acompañado de socios, familiares y amigos, don Luis Cornello bendijo el día de la Inmaculada nuestro Belén.

Durante estos días en los que contemplemos el Belén meditemos sobre el gran amor del Hijo de Dios, que ha querido habitar con nosotros.

Pidamos a Dios que el Nacimiento avive en nosotros la fe cristiana y nos ayude a celebrar más intensamente esta Navidad.
Lc 2,4-7a
Entonces subió José de Galilea, de la ciudad de Nazaret, a Judea, a la ciudad de David, que se llama Belén, por cuanto era de la casa y familia de David, para ser empadronado con María, su mujer, desposada con él, la que estaba encinta.
Y aconteció que estando ellos allí, se cumplieron los días en que ella había de dar a luz. Y dio a luz a su hijo primogénito, y lo envolvió en pañales y lo acostó en un pesebre, porque no había lugar para ellos en el mesón.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Si no puedes publicar comentarios, envíalos a comentarios_blog@aaaadb-trinidad.org indicando a qué entrada asociarlo y nosotros lo publicaremos por tí.

Print Friendly and PDF