3 de abril de 2015

3/abr de 2015, Viernes Santo

Lo crucificaron, y con él a otros dos
Tomaron a Jesús, y él, cargando con la cruz, salió al sitio llamado «de la Calavera» (que en hebreo se dice Gólgota), donde lo crucificaron; y con él a otros dos, uno a cada lado, y en medio, Jesús. Y Pilato escribió un letrero y lo puso encima de la cruz; en él estaba escrito: «Jesús, el Nazareno, el rey de los judíos.»
Leyeron el letrero muchos judíos, porque estaba cerca el lugar donde crucificaron a Jesús, y estaba escrito en hebreo, latín y griego.()
Los soldados, cuando crucificaron a Jesús, cogieron su ropa, haciendo cuatro partes, una para cada soldado, y apartaron la túnica. Era una túnica sin costura, tejida toda de una pieza de arriba abajo. Y se dijeron: «No la rasguemos, sino echemos a suerte, a ver a quién le toca.»
Así se cumplió la Escritura: «Se repartieron mis ropas y echaron a suerte mi túnica». Esto hicieron los soldados.
Junto a la cruz de Jesús estaban su madre, la hermana de su madre, María, la de Cleofás, y María, la Magdalena. Jesús, al ver a su madre y cerca al discípulo que tanto quería, dijo a su madre: «Mujer, ahí tienes a tu hijo.» Luego, dijo al discípulo: «Ahí tienes a tu madre.» Y desde aquella hora, el discípulo la recibió en su casa.
Después de esto, sabiendo Jesús que todo había llegado a su término, para que se cumpliera la Escritura dijo: «Tengo sed.»
Había allí un jarro lleno de vinagre. Y, sujetando una esponja empapada en vinagre a una caña de hisopo, se la acercaron a la boca. Jesús, cuando tomó el vinagre, dijo: «Está cumplido.» E inclinando la cabeza, entregó el espíritu.
Juan 18,1-19,42

Comentario (José Joaquín Gómez Palacios, sdbSimbolismo de algunos datosEl texto de la muerte de Jesús recoge datos históricos que se daban en cualquier crucifixión. Pero alguno de estos datos están subrayados para ofrecer una enseñanza teológica.
  • Jesús es crucificado fuera de las murallas de la ciudad, en un lugar llamado Gólgota. Este dato significa que el sacrificio que realiza Jesús con su muerte no se circunscribe tan sólo al ámbito de la etnia judía (Jerusalén), sino que se abre a todos los pueblos del mundo.
  • La túnica, símbolo del poder de una persona. Es tomada por unos soldados romanos (paganos) y fraccionada en cuatro partes. Este dato significa que el poder salvador de Jesús va a ser tomado por los paganos. Fraccionado, va a extenderse hacia los cuatro puntos cardinales del mundo. Jesús es arrestado y llevado ante el tribunal de la ciudad. Luego viene el juicio injusto. Testigos falsos, violación del derecho a defenderse y, por último, condena a muerte. Todo estaba preparado de antemano. Lo mataban sencillamente porque ponía en riesgo la credibilidad del sistema religioso, político y económico. La crucifixión era la máxima pena que imponía el imperio, reservada únicamente a los esclavos que se rebelaban.
  • Jesús es azotado. La flagelación de los romanos no tenía nada que ver con los azotes contados que se propinaban en la sinagoga. La flagelación relatada era una bárbara costumbre de los soldados romanos antes de dejar libre a un prisionero. Los soldados romanos que azotaron a Jesús eran mercenarios sirios y samaritanos que odiaban a los judíos. Utilizaban látigos terminados en siete latiguillos con bolitas de plomo. El límite de la flagelación era que no muriera el reo.
  • La crucifixión. Era una antigua forma de pena capital utilizada por los persas. Las crucifixiones solían ser masivas. Llegados a las afueras de la ciudad, los soldados tomaban al reo y lo ataban al madero transversal, con el que había recorrido el camino hasta el lugar de la crucifixión. Le ataban los brazos, de tal manera que el cuerpo quedaba colgando... La espalda, en carne viva por la flagelación previa, rozaba continuamente contra el tronco rugoso del palo vertical de la cruz... Tan sólo ocasionalmente clavaban manos y pies. Los condenados a la cruz morían de asfixia. Para que el tormento durara más, solían poner un pequeño apoyo a la altura de los pies. De esta forma, cuando el condenado estaba a punto de asfixiarse, se apoyaba con los pies e inspiraba un poco de aire. Para realizar este movimiento toda su espalda, en carne viva, rozaba contra las rugosidades del tronco. Las moscas y los tábanos agravaban el sufrimiento. Eran crucificados desnudos.
  • INRI. Sobre la cruz se solía poner la causa de la condena. Sobre la cruz de Jesús pusieron: «Jesús Nazareno, rey de los judíos». INRI son las iniciales de las palabras latinas de esta frase. 
  • Vino con hiel y mirra. Era una bebida narcoti-zante que mujeres compasivas daban al reo. A veces, los mismos soldados daban esta bebida para que el condenado se amodorrara y dejara de gritar. 
  • Crucifixión. Duraba uno o varios días. Jesús llegó muy debilitado y parece ser que duró menos tiempo. Cuando los soldados consideraban que el reo había sufrido suficiente, tomaban un mazo grande y le rompían los huesos de las rodillas. De esta forma el condenado ya no podía apoyarse para intentar respirar, y la asfixia se sobrevenía prontamente. Debido a la tensión de la postura, poco antes de que llegue la muerte, se rompe un tendón de la parte superior de la espalda, lo que provoca grandes dolores, gritos y espasmos en los crucificados.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Si no puedes publicar comentarios, envíalos a comentarios_blog@aaaadb-trinidad.org indicando a qué entrada asociarlo y nosotros lo publicaremos por tí.

Print Friendly and PDF